Desatrancos caseros de fregaderos

En los problemas en las redes de fontanería, muchas veces los propios usuarios pueden intervenir, ahorrándose dinero al tiempo que conocen algunos sencillos pormenores de las instalaciones. Las tareas complejas deben ser dejadas a personal competente, pero trabajos como desatrancos caseros de fregaderos, están casi al alcance de cualquiera. Las fregaderas y sus sumideros padecen diariamente un uso no siempre adecuado.

Se vierten restos de comida, restos de aceites, de detergentes. Aun en el supuesto caso de que los usuarios pusieran cuidado en no atrancar sus fregaderos, el paso del tiempo va creando engrosamientos, problemas que pueden causar malos olores y otros problemas más complicados, como desbordamientos. También las inundaciones pueden presentarse si se desatienden los atrancos en las fregaderas, por eso le proponemos métodos caseros para desatrancar sin demasiado esfuerzo estas instalaciones.

Se utilizará para ello bicarbonato, una sustancia que habrá que verterse por el hueco del sumidero, sin mezclar ni humedecer con agua. Tras medio vaso de bicarbonato (sustancia que puede cambiarse por sal de frutas o levadura química) se vierte el otro medio vaso de vinagre, lo que dará lugar a una combinación perfecta para irse comiendo la suciedad del interior del desagüe.

La combinación de vinagre y bicarbonato debe dejarse el tiempo suficiente (unos 15 o 20 minutos) tras lo cual se echarán varios litros de agua con sal hirviendo. Estos pasos servirán para limpiar obstrucciones no demasiado complejas. Recuerde que los especialistas en redes de agua poseen material avanzado para acometer todo tipo de tareas. Vd. normalmente no podrá enfrentar reventones e inundaciones, por lo que requerirá intervención profesional. Las empresas de desatascos se proveen de camión cuba, gracias al cual no solo se consigue agua a presión para limpiar las tuberías, sino también bombas extractoras para retirar el agua de inundaciones y de fosas sépticas.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE